El uso de las Velas para la Sanación

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin
El uso de las Velas para la Sanación
El uso de las Velas para la Sanación 



Las velas son muy apropiadas para pedir por la sanación de alguien, acompañadas con oraciones, imágenes positivas, programaciones y meditaciones.

La importancia del color, recordemos es primordial, ya que cada color vibra en determinada frecuencia y está asociado con fuerzas y sentimientos distintos, que deben ser correctamente proyectados para poder cumplir con nuestra meta.

Encender una vela trae consuelo al alma, paz al espíritu y salud al cuerpo y a la mente. ¿Quién no ha encendido una vela o un incienso simplemente para relajarse?

Simbólicamente la vela representa el cuerpo físico, la mecha es la mente y la llama corresponde al espíritu, al alma.

Las velas contribuyen con su fuerza a ser una potente herramienta vibracional puesta a nuestro servicio.

La energía de las velas siempre nos ha acompañado, ya desde la antigüedad se ha utilizado para sanar y ayudar al ser humano.

Aprenderemos los días, las lunas, los colores e incluso los inciensos más adecuados para cada momento.

Si tienes un día cansado falto de energía, con problemas de salud o dolor, las velas te ayudaran a recuperarte, tan solo has de aprender a manejarlas y en unas pocas horas notaras el efecto de tan elevada vibración.

Blanco: pureza, protección, sanación. En algunas culturas: pena y duelo.
Rojo: elemento tierra, principio masculino, energía, virilidad, pasión, vida.
Rosa: amor, protección, afecto, armonía de pareja y familia.
Amarillo: poder mental, memoria, creatividad, comunicación.
Verde: fertilidad (en todos los planos), abundancia, vida.
Azul: principio femenino, protección psicológica, conexión espiritual, conocimiento, calma y tranquiliza los sentidos.
Violeta: color de la transformación, protección, espiritualidad, renovación, cambio, idealismo. Solas para limpiarnos de stress y cargas, una por semana. Para la culpa, la pena, los duelos con velas blancas y amarillas únicamente.
Oro, dorado: fuerzas solares, justicia, alegría. Revitaliza. Para enfermedades depresivas y debilitantes.
Plata: fuerzas lunares, meditación, sueños, videncia, protección. No usar en personas ultra perceptivas.
Negro: contra las malas influencias, crea barrera energética.
Marrón: contra la indecisión.

Naranja: alegría, abundancia, infancia del alma. Para la depresión, falta de ánimo, desgano.


La Profesora Grahasta cuenta en su consultorio con una variedad de velas para todos los propósitos. Para cualquier consulta puedes escribir un correo electrónico.