HOROSCOPO DE LAS HADAS - LEO

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin
HOROSCOPO DE LAS HADAS - LEO
HOROSCOPO DE LAS HADAS - LEO




Los griegos pensaban que las hadas descendían de 3 diosas relevantes de su religión. Estas divinidades se reprodujeron asiduamente transformándose, de este modo, en un elevado número de seres femeninos, cuya principal labor consistía en guiar el destino de los hombres y amparar los nacimientos de las mujeres.

A pesar de que ésta parecería ser la versión más acertada sobre el origen de las hadas, muchos creen que los primeros de estos seres habrían aparecido mucho antes de que se levantaran las montañas y se formaran los mares, en los inicios de la creación.

Las hadas habitan en muy diferentes lugares, como por ejemplo en lagos, ríos, bosques, etc., por tal motivo, su tamaño, forma y demás cualidades, son muy diversas.

Generalmente la mayoría de ellas mide entre 60 cm y 1 metro, pudiendo en algunos casos tomar forma humana o de animales pequeños.

Podemos destacar que existen hadas buenas y hadas malas. Las hadas buenas, entregan pan y semillas de trigo a las personas carenciadas y ayudan a sus humanos predilectos. Suelen ser amables y amigables con aquellos que les brinden favores, pero a pesar de esto, si se sienten fastidiadas, pueden llegar a perder su buen humor y amabilidad.

El mundo feérico o sea el de las hadas es un submundo fantástico, pero a su vez real. Existen miles de variedades de hadas. Hay hadas del bosque, de los lagos, de los ríos, de las flores, de las cascadas y del cosmos. Dentro de éstas últimas se encuentran las hadas zodiacales. Son energía pura proveniente de los planetas que las originan y traen a la Tierra los dones del lugar de donde provienen.

Cuando nacemos, se conjugan los poderes de dos hadas zodiacales: la Solar puesto que el Sol está en nuestro propio signo y la Regente, proveniente de nuestro planeta padrino, que generará nuestra Hada Madrina Zodiacal.

Este binomio feérico formado por el Hada Solar y el Hada Regente otorga dones especiales a todos los nacidos bajo un mismo signo zodiacal. En algunos signos, en vez de binomios se producen trinomios ya que acuden dos Regentes a apadrinar el signo y en uno, Leo existe solo una unidad feérica: el Sol. Junto con los dones que abarcan a todos los nativos de un signo llegarán también algunas características de temperamento que habrá que saber manejar para que no se conviertan en defectos pues pueden utilizarse tanto para el bien como para el mal


Conozca el horóscopo que ellas mismas confeccionaron para guiarlo durante todo el año 2018:


LEO

24 de julio al 23 de agosto

HADA BENÉVOLA: Malekin

CARÁCTERÍSTICAS DEL HADA

Es un hada más bien pequeñita, tiene la voz de una niñita y vive en un castillo. Algunos dicen que es una niña humana, aunque en realidad es invisible.

VIRTUDES QUE OTORGA

Cuenta con la capacidad de hablar con facilidad, sabe varios idiomas y es muy amistosa.

RITUAL PARA ATRAER SUS FAVORES

El más común es dedicarle la siguiente frase: Brilla la luna, corre el agua blanca, y yo me encuentro aquí, preguntándome, ¿dónde estará mi hada adorada?

BINOMIO FEÉRICO

Sol. Este es el único signo zodiacal regido en su nacimiento solamente por el Sol quien en Leo redobla su influjo. La antigua deidad los convierte en el centro de cualquier grupo, puesto que tienen la condición de liberar y conducir.

DONES DESDE LA CUNA

El encantador Leo cautivará a sus padres desde su más tierna infancia. Es el Rey sol, el centro del universo alrededor del cual gira todo. El elemento fuego los convierte en amantes ardientes. Sus sentimientos son sinceros. Son leales, compasivos, generosos, inteligentes y nobles.

DEFECTOS POR CORREGIR

Como necesita sentirse el centro, Leo no vacilará en recurrir a cualquier argucia para lograr posicionarse en ese lugar. Su vanidad lo lanza a la búsqueda de admiradores. Su corazón generoso hace que sus metas sean nobles y sus intereses comunitarios, pero algunos suelen tornarse egocéntricos y egoístas y sólo piensan en sí mismos. Si no controlan su temperamento, pueden caer en actos de crueldad y convertirse en déspotas.