Otra Navidad Ha llegado

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin
Otra Navidad Ha llegado
Otra Navidad Ha llegado

Suenan gaitas en la radio; de las panaderías emanan ricos efluvios de panettone y pan de jamón; Pacheco baja del Ávila con su ristra de frías nubes; las familias llenan bazares y tiendas; al fulgor de las estrellas se suman el estruendo y el color de los fuegos pirotécnicos; patinetas y aguinaldos dejan su impronta en las calles: indiscutibles indicios de que otro diciembre ha llegado.


La Navidad se siente en todos lados; once meses pasaron en un abrir y cerrar de ojos; hubo metas cumplidas y otras que quedarán para el año por venir; en un santiamén llegará el 24; la mesa estará servida para las hallacas: y en cada casa, los comensales saborearán la mejor de todas ellas… ¡servida por la mejor de las madres!

Niños y niñas esperan con ansias la llegada del Niño Jesús… y con él la respuesta a sus cartas; pesebres, arbolitos y calcetines se disputan el privilegio de ser el sitio que albergue los regalos; hay reuniones familiares, de amigos… y amigos secretos. Los años pasan y las canciones de moda se contrapuntean con las entrañables canciones de nuestros abuelos: los diciembres pasan y todos se suceden con idéntica magia… pues cada diciembre es una puerta que cierra viejas heridas y se abre a nuevos sueños.

La noche del 31, la última noche del año, la Noche Vieja, nos llenará de recuerdos, tristezas y alegrías por los que están y los que no están. Faltan cinco pa´ las doce… nos recordará la voz atemporal de Néstor Zavarce. El conteo en la radio acelerará los corazones: cinco, cuatro, tres, dos, uno… ¡y llenaremos de abrazos el feliz comienzo de otro año!