Ritual para limpieza de ENERGIAS NEGATIVAS en nuestro Hogar durante las NAVIDADES

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin
Ritual para limpieza de ENERGIAS NEGATIVAS en nuestro Hogar durante las NAVIDADES
Ritual para limpieza de
 ENERGIAS NEGATIVAS
en nuestro Hogar durante las NAVIDADES



Estamos en una magnífica época de renovación, la Navidad. Preparemos todo a nuestro alrededor para despedir este año liberándonos de las energías negativas de nuestra casa.

En todas las casas, todas sus estructuras (paredes, suelo, muebles, techos y enseres) se ven afectadas por la acumulación de las vibraciones que se almacenan a lo largo del año. Alegrías y tristezas, amor y resentimientos, paz y violencia, prosperidad y escasez, claridad y confusión, todo ello queda aferrado en el campo vibracional de la casa y de acuerdo con la tónica mental de quien la habita. Así, una casa puede tener un aura clara, ligera, acogedora y alegre o por el contrario el ambiente esté cargado, pesado, triste incluso agobiante.

Nuestra casa es como un gran jarrón que acumula y almacena toda la energía que se genera dentro de ella. Si en ella se producen discusiones violentas, gritos, disgustos, peleas, tristezas, sufrimientos, dolores, depresiones, enfermedades o muerte, su atmósfera queda impregnada de una vibración lenta, pesada, baja.

Otra cosa importante para tener en cuenta es el orden. Cuando nuestros objetos, nuestra ropa, están desordenados, ya sea dentro de un armario, cajón, baúl, impide la buena circulación de las energías positivas. Hay una clara relación entre nuestra psique y el orden. Nuestros objetos tienen un significado claro para nosotros y al enfrentarnos al desorden, liberamos nuestra energía y despejamos la casa, nuestra vida y nuestra alma creando un espacio vacío para que, entre la energía renovada, positiva. Deshazte de todo aquello que ya no te es útil, vive el aquí y ahora y libérate del pasado.

Ritual para la limpieza de energías negativas en nuestra casa



Necesitas:

* Un vaso transparente

* Un plato totalmente blanco

* Sal gorda

* Muérdago

* Una rama de Laurel fresco

* Velas: blanca, dorada y roja

* Cerillas de madera

Llena el vaso con la mitad de agua y la otra mitad de sal gorda, la sal purifica. Coloca al vaso encima del plato. Sitúa el vaso en el lugar que desees de la casa y déjalo toda una noche. El vaso va a encargarse de limpiar y absorber toda la energía negativa.

A la mañana siguiente comprobaremos si la sal ha trepado por las paredes del vaso, incluso puede rebasar su borde y bajar por el exterior (por eso ponemos el vaso encima del plato, para que recoja la sal y evitar manchas). Si es así, tiraremos al inodoro la sal y el agua, limpiaremos bien el vaso y el plato y repetiremos la operación hasta que la subida de la sal sea ya más tímida, más suave.



La velocidad de la reacción de la sal depende la cantidad e intensidad la energía negativa, aunque en ocasiones puede tardar varios días antes de iniciarse.

Cómo norma general: dejar el vaso por un total de 3 días/noches (si no rebosa la sal antes) entonces lo limpiaríamos y volveríamos a contar los 3 días.

Terminada la purificación con la sal, cogeremos la rama de laurel y barreremos (al aire) la casa, apartando y despejando las energías desde dentro de la casa hasta la puerta, la cual abriremos para que se vayan.

Después quemaremos incienso (apropiados son: Romero, Incienso Natural, Mirra, Benjuí, Limón). Con el incienso en la mano, empezamos desde el final de la casa hasta la puerta realizando el símbolo de la cruz en todas las esquinas y bendiciendo la casa en el nombre del Padre para que la negatividad sea transmutada.

Enciende con las cerillas de madera (una para cada vela) la vela blanca, atrae luz, después la vela dorada, atrae la abundancia y el dinero y después la vela roja, te aportará fuerza y pasión.

Éste ritual de limpieza lo puedes hacer a lo largo del año, dejando pasar al menos 3 meses de una limpieza a otra. Los martes es buen día para realizarlo (nunca en domingo) y si está la luna menguante mejor.

Las mejores fechas del año para efectuarlo son ahora, en Navidad y en los días anteriores a la Noche de San Juan.

Y, para terminar, coloca muérdago en casa y muchas bolas de colores en el árbol de navidad