Separan a los alumnos según su horóscopo

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin
Separan a los alumnos según su horóscopo
Separan a los alumnos según su horóscopo


La Universidad de Biociencia y Beotecnología de Yangzhou, en China, tomó una decisión poco acorde a su perfil científico: separó a sus alumnos en aulas de acuerdo con su signo del zodiaco.Lo más curioso es que, según profesores y estudiantes, el resultado está dando resultados positivos. Tras la aplicación de este método poco ortodoxo la asistencia a las clases ha aumentado “significativamente” y los estudiantes “están más animados y atentos en clase”.

Una de las estudiantes involucradas en el cambio, Xu Xueting, aseguró al diario Want China Times que siente en las clases “una extraña sensación de placer” y que ha hecho muchos amigos nuevos a partir de que el resto de compañeros comparten signo con ella.

Curiosamente, el horóscopo usado para la división en clases es el occidental

Curiosamente, el horóscopo usado para la división en clases es el occidental (en el que cada signo depende, aproximadamente, del mes en el que una persona ha nacido) y no el zodiaco chino, en el que es determinado por el año, por lo que gente de igual edad suele compartir un mismo signo.

Uno de los profesores de la universidad, Zhang Erjin, explicó que el objetivo de la iniciativa es sobre todo resolver el creciente problema de absentismo entre los jóvenes chinos nacidos después de 1990, quienes, a ojos de buena parte de la sociedad del país asiático, padecen una crisis de valores.

el objetivo de la iniciativa es sobre todo resolver el creciente problema de absentismo y la crisis de valores

Junto a la mera división en aulas, los profesores recibieron órdenes de dirigirse a cada clase, es decir, a cada signo zodiacal, de manera diferente: por ejemplo, a los tauro, más prácticos, se les debe impartir poca teoría.


La iniciativa ha generado un gran debate en las redes sociales chinas, donde algunos han criticado a un centro de enseñanza superior por adoptar supersticiones, mientras otros acusan a la universidad de hacerlo sólo para darse publicidad. El tiempo dirá.