Lee la predicción de la Luna llena en Cáncer

compartir en facebook compartir en google+ compartir en twitter compartir en pinterest compartir en likedin
Lee la predicción de la Luna llena en Cáncer
Lee la predicción de la Luna llena en Cáncer


Comenzando el nuevo año 2018, el cielo nos brinda un maravilloso espectáculo: una Super Luna Llena en Cáncer. Se denomina así porque está muy cerca de la tierra, algo llamado perigeo, y por lo tanto se ve más grande.

La oposición Sol- Luna mensual está vez será exacta el 2 de enero, las 3:24 am,  con el Sol a 11°38 de Capricornio y la Luna en el mismo grado en Cáncer. Respectivamente son el signo del padre y de la madre arquetípicos y como todos los signos opuestos tienen algo en común y complementario que se mueve con la fuerza de la oposición esta noche. Ambos comparten su afinidad y amor por las tradiciones, los ancestros y lo establecido. Aunque Cáncer lo hace desde lo emocional y la sabiduría lunar mientras Capricornio lo hace desde la estructura, el conservar, lo racional  y lo práctico. Se reúne el Sacerdote con la Sacerdotisa, forma e intuición, materia e instinto. Se complementan porque Capricornio pone la tierra al agua de Cáncer para que se riegue y se fertilice. La materia se inunda con el poder de la imaginación, se pone a su servicio y le regala formas y mándalas visibles para todos.

El 2 de enero, Urano termina su retrogradación de cinco meses y nos estimula con su fuerza eléctrica concentrada en estos momentos a 24°34 de Aries. A partir de ahora su energía liberadora nos empujará hacia delante, hacia la libertad de ser lo que queremos ser.

El año empieza pisando fuerte: Luna Llena y ningún planeta retrógrado ya. Aprovecha toda esta energía para primero hacer aspiraciones, establecer metas y ENSEGUIDA empezar con poner todo en práctica antes de que se disipe la energía. Ya sabemos lo que pasa muchas veces con las buenas intenciones de principio de año. Podemos darle más forma y realidad invocando a las fuerzas de Saturno, que preside a los cuatro planetas que se encuentran en estos momentos en Capricornio (Saturno, Venus, Sol, Plutón) y Lilith y hacer un pacto con nosotros mismos, de firmeza y compromiso, en llevar a cabo lo planeado. Para que no se nos olvida podemos escribir en nuestro diario mágico un plan exacto mes por mes (o semana por semana) de lo que vamos a hacer. Hay que ser concreto con las energías capricornianas.



Neptuno añade su inspiración con un sextil al Sol y un trígono a la Luna, mientras contacta a la conjunción Marte-Júpiter con otro trígono. Es decir, tenemos un Gran Trígono Cósmico de Agua entre Luna, Marte-Júpiter y Neptuno y una Cometa Cósmica, con la oposición Sol (cabeza)  y Luna (cola) haciendo de “lomo”, en la que más o menos están implicado todos los planetas. Eso quiere decir que todo está muy conectado y las energías más accesibles. No os quiero marear con los detalles, ni con la astronomía, pero sí deciros que this is the moment para cualquier cosa importante.

Neptuno añade empatía y perdón. Si ha habido roces estos días de fiestas y celebraciones no hay que desesperarse. La sombra siempre asoma su cabecita y eso es bueno. Recuerda que estamos bendecidos por Júpiter en Escorpio y que el Gran Benéfico soplará a la superficie todo lo que hemos barrido bajo la alfombra. Marte en Escorpio, tan cerca, es la mano ejecutora y todo eso en navidades, año nuevo y reyes…El espíritu navideño de los centros comerciales y del consumismo habrá tambaleado más de una vez cuando las viejas corrientes paganas han salido a la superficie (como tiene que ser con estas configuraciones). El árbol es sagrado esté donde esté, y conecta los mundos. Así que podemos invocar a Neptuno y su mar, su amor y su elevada vibración para limpiar lo que se ha removido y, después de haberlo hecho consciente con los rayos del Sol, disolverlo con Amor.

Renazcamos, una vez más después del solsticio, creando forma y estructuras con las fuerzas capricornianas y el simbolismo del año nuevo, aunque esta vez establecido por los hombres con el calendario gregoriano, pero no por ello ausente de fuerza. El Universo entero, el espacio y el tiempo, está en la Mente, y lo que se idea es.


Fuente: Margit Glassel